fbpx
clinica de hernias- blog prevención hernia abdominal

Prevención y cuidados

En general las hernias no se pueden prevenir en la vida cotidiana, pero en el Gimnasio sí.

  • Una forma de reducir el riesgo es realizar el ejercicio sentado, pues el abdomen está protegido cuando la cadera está hacia delante porque el cuerpo forma un ángulo de 90°.
  • Ten en cuenta cómo respiras, pues se debe hacer lentamente. Inspirar durante la ejecución y espirar al finalizar el recorrido. Ejemplo en el curl de bicep mientras subes debes inspirar hasta llegar arriba, luego al bajar debes espirar lentamente.
  • Nunca pero nunca, y mucho menos durante el recorrido aguantes la respiración pues esto aumenta la presión.
  • Por último la forma más eficaz de evitar las hernias abdominales, es mantener un abdomen fuerte.

Zona abdominal a trabajar:

Lo ideal es trabajar la zona inferior de los abdominales centrales y lo oblicuos. Para ello debes combinar varios ejercicios. Los más recomendados son: Elevaciones de pierna, las elevaciones de torso con giro y los encogimientos.

Tengan cuidado al realizar los abdominales, pues al ejecutarlos mal pueden provocar un abdomen abultado (disparado hacia fuera). Lo ideal es formar un abdomen plano y equilibrado.

Lo mejor para un abdomen sano, plano y libre de hernias es trabajar toda la zona abdominal, y realizar todo tipo de abdominales con el estómago “hacia adentro” es decir “hundido” siempre se debe realizar así.

También junto a lo anterior debes regular la respiración.

Tipos de hernias

Las hernias pueden surgir en cualquier lugar del cuerpo, pero son más frecuentes en el área abdominal, otras tipos de hernias:

  • Hernia epigástrica. Se produce en la parte alta del abdomen, entre el esternón y el ombligo. Es más común en hombres que en mujeres y puede causar sensibilidad en el área afectada, indigestión, eructos y a veces vómitos.
  • Hernia paraumbilical. Se desarrolla cerca del ombligo y es más común en mujeres que en hombres. Puede producir estreñimiento y, a veces, dolores abdominales.
  • Hernia inguinal: Se desarrolla en la ingle, sobre todo en hombres o en bebés varones.
  • Hernia femoral: Es similar a la hernia inguinal, salvo que se desarrolla más debajo de la ingle. Se da, generalmente, en mujeres obesas.
  • Hernia umbilical: Se da en bebés recién nacidos y aparece como un bulto alrededor del ombligo.
  • Hernia incisional: Esta hernia normalmente se produce después de una operación en el abdomen, en el lugar en que ha sido cortado el músculo.

Visitar al médico:

Si aparece un bulto en la pared abdominal se debe consultar inmediatamente.

La mayoría de las hernias no representan un riesgo grave, pero si se obstruye un segmento de intestino o se corta el suministro de sangre, pueden desencadenar una grave emergencia.

En ocasiones pequeñas hernias, no necesitan operaciones mientras que otras sí, por eso es esencial visitar al médico. Las hernias se operan cuando son muy grandes, o cuando pueden provocar estrangulamiento intestinal.

En otras ocasiones más sencillas, se verá la posibilidad de reducir introduciendo el contenido intestinal de nuevo en la cavidad abdominal.

Si te notas un bulto en el abdomen, agenda cita con nuestros especialistas en Cirugía General.

Ellos pueden ayudarte a diagnosticar si se trata de una hernia y brindarte el tratamiento adecuado.


categorias Información médica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *